Cómo tratar y prevenir los callos causados ​​por el levantamiento de pesas


Ya sea que los considere una insignia de orgullo o una molestia, los callos pueden ser una parte inevitable del entrenamiento. Son la forma en que tu piel te protege del dolor y los desgarros cutáneos, adaptándose a la fricción y la presión durante el levantamiento de pesas.

Sin embargo, si no se tratan, pueden atascarse durante ciertos movimientos, provocando desgarros dolorosos e impidiendo que realice sus entrenamientos. Si bien se necesita cierto nivel de callos cuando se levanta más peso y debe aceptarse como una medida de protección para la piel, existen formas de tratarlos y evitar que interfieran con sus entrenamientos. Hablamos con la dermatóloga Caren Campbell, MD, para su mejor consejo.

Conoce al experto

Caren Campbell, MD, es una dermatóloga con sede en San Francisco.

¿Qué son los callos?

Los callos son áreas de la piel que son más duras y gruesas que la piel circundante. Se forman en respuesta a la fricción o presión sobre la piel, como la de una barra. Los callos protegen la piel sensible que se encuentra debajo de cortes y desgarros.

01
el 08

Asegúrate de que sea un callo

Lo primero que debe hacer es asegurarse de que las protuberancias en su piel sean en realidad callos. “Debería asegurarse de que el callo no sea una verruga causada por un virus que penetra en un corte o abrasión en la piel y hace que la piel se vuelva más gruesa como un callo”, dice Campbell.

Según Campbell, si se trata de una verruga, deberá tratarla con crioterapia de un dermatólogo o tratamientos con ácido salicílico de venta libre.

02
el 08

Crea una barrera

«Se necesita una barrera para evitar el roce o frotamiento crónico que hace que la piel intente protegerse, es decir, que se espese, lo que es un callo: piel engrosada», recomienda Campbell.

Si bien la idea más común es confiar en los guantes de levantamiento, los entrenadores no los recomiendan. Es aconsejable evitar los guantes, ya que crean una barrera entre el peso y las manos, provocando problemas de forma y el deslizamiento del peso, provocando accidentes o lesiones peligrosas.

Además, la formación de callosidades es fundamental para proteger tu piel de mayores daños. Es un mecanismo de protección que viene con el esfuerzo de levantar pesas.

En cambio, Campbell sugiere usar barreras como apósitos de tipo hidrocoloide que se adhieren a la piel. También puede encontrar aerosoles y líquidos que hacen prácticamente lo mismo.

03
el 08

Use un buen agarre

Puede limitar el tamaño y el daño de un callo asegurándose de tener un buen agarre en la barra. Por ejemplo, agarrar la barra con las palmas de las manos, que es común en los levantadores de pesas, puede pellizcar la piel, aumentando la fricción que conduce a los callos.

En su lugar, agarre la barra a lo largo de la línea de las articulaciones entre la palma y los dedos. Este interruptor reducirá la cantidad de piel pellizcada y frotada, ayudando a prevenir callosidades grandes.

04
el 08

Elija el equipo adecuado

Si bien puede parecer lo contrario, elegir una barra con un agarre áspero, también conocido como moleteado, es esencial para evitar resbalones, lo que resulta en pellizcos y mayor fricción. Con un buen agarre y una barra moleteada, puede evitar gran parte de la fricción que provoca los callos.

En cuanto a otros equipos, elige mancuernas con moleteado o con empuñaduras de goma. Cuando utilice un accesorio en una máquina de cable, evite las cuerdas o poleas que estén deshilachadas o dañadas y busque grietas que puedan rayar o cortar su piel.

05
el 08

Fortalece tu agarre

Si la forma y el moleteado adecuados no ayudan porque la barra se está deslizando, debe fortalecer su agarre. Cuando su agarre no es el que debería ser, la barra puede deslizarse, lo que resulta en pellizcos que causan callos.

Intenta entrenar con un peso más liviano, trabajando en clavar la forma adecuada antes de agregar peso a la barra. También debe trabajar para agarrar la barra con más fuerza en lugar de concentrarse solo en los músculos que trabajan. Un agarre más apretado con más tensión en la muñeca y las manos puede evitar resbalones y rozaduras.

Otro truco consiste en cambiar de una toma doble a una toma alterna. Esta manija, utilizada para peso muerto, cuando coloca una mano sobre la mano en la barra y la otra mano en un agarre por debajo, puede prevenir algunos de los resbalones que ocurren al levantar cargas pesadas.

06
el 08

Exfoliar la piel áspera

«La mayoría de los tratamientos tienen como objetivo desbridar o eliminar el exceso de piel. Una forma suave de hacerlo es usar un humectante AHA / BHA como el ácido láctico; la loción de amlactina se puede aplicar todas las noches para exfoliar químicamente el exceso de piel», dice Campbell.

Para un tratamiento más agresivo, Campbell sugiere usar un removedor de verrugas como Mediplast. Puedes cortarlos a medida para colocarlos en los callos. “Luego puede exfoliar mecánicamente con una piedra pómez o una lima de uñas de lima de esmeril después de salir de la ducha cuando la piel está húmeda”, recomienda Campbell.

07
el 08

Usa tiza

La tiza de levantamiento de pesas es otra forma de evitar resbalones y rozaduras, mientras que primero debe abordar las otras áreas de preocupación sobre el deslizamiento, que son su agarre y elección de una barra; La tiza puede ayudar, especialmente cuando le sudan las palmas de las manos.

Solo tenga en cuenta que la tiza puede aumentar la sequedad, lo que también conduce a una piel áspera. Asegúrese de lavarse la tiza e hidratarse las manos después de su uso.

08
el 08

No te deshagas de él por completo

Bueno, podría ser tentador limar los callos por completo en nombre de una piel suave; Si planea continuar su viaje de entrenamiento con pesas, debe sentirse cómodo con cierto nivel de callosidades. Estas áreas de piel más ásperas y prominentes previenen desgarros y cortes que podrían ser dolorosos y le impiden hacer sus entrenamientos. Si tiene un callo o un desgarro doloroso, considere mantenerse alejado de los levantamientos que los empeoran hasta que se curen.

Siempre que no tenga una herida abierta, debe actuar como de costumbre. Solo asegúrese de limar sus callosidades si son grandes o se enganchan en el material o el equipo, ya que esto puede provocar desgarros. Hidrátate con regularidad y mantente hidratado para que tu piel no se reseque. Trate de tratar sus callosidades como una insignia de honor, prueba de que está comprometido con un estilo de vida saludable.

Written by A. Hurtado

Soy Asunción Hurtado asesora de imagen, estilista de moda y creadora de Asesoría New Look.
Me apasiona la idea de sacar lo mejor de cada persona y ver como con su nueva imagen es capaz de enfrentarse a los retos con mucha más fuerza.
Nuestros sevicios están totalmente personalizados ¡cada asesoría es única porque cada persona es única!
Si quieres sacar lo mejor de tí estás en el sitio adecuado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *